Jaqueline Villaseñor


Subidas y bajadas……… la constante en mi vida………..

1 de Abril de 1977, mi padre esperaba un niño, sorpresa!! En medio de un paro respiratorio llegue a este mundo, lleno de preocupación y angustia, mi padre casi carga al médico para revivirme. Es probable que la niña tenga secuelas por que le falto oxígeno al cerebro, comento el doctor a mis papás, hoy tengo daño en un riñón que me ha ocasionado muchas deficiencias en mi organismo. Hoy he aprendido a vivir con eso.

Soy la hermana de en medio, con una diferencia de menos de 2 años está mi hermano mayor y con una diferencia de casi 10 años mi hermano pequeño. Desde niña tuve la convicción propia de no causar problemas a mis padres, pues suficiente eran los de mi hermano mayor para yo causarles más angustias, así que por voluntad propia tomé ese papel de la hija bien portada y las mejores calificaciones, situación que después me desencadeno cierto recelo de mí hermano. Cuando nace mi hermano menor me convertí en su segunda madre, ya que mi mamá tenía que salir a trabajar y yo me hacía cargo del pequeño, situación que me hizo crecer y madurar antes de lo debido.

Fui gimnasta olímpica destacada, gané campeonatos importantes y durante muchos años solo me dedique a dos cosas, la escuela y la gimnasia, de esta manera yo no daría problemas. Así fue hasta que llego mi hermano menor y tuve que despedirme de la gimnasia dejando truncado unos de mis más grandes sueños.

Empecé mi carrera laboral a los 18 años, pues después de haber intentado tener un lugar para estudiar en la facultad de Administración en la UNAM y no haberlo conseguido, alguien me había platicado que la carrera Bancaria era una de las más bonitas en el mundo laboral, así que mi primer trabajo fue en un Banco empezando desde el puesto de cajera, ahí me dieron la oportunidad de continuar mis estudios e hice la carrera de Administración de Empresas apoyada por una beca, así que había que trabajar y estudiar. Recuerdo que cuando veía al gerente de la Sucursal (en ese entonces ser Gerente de una Sucursal Bancaria era una figura con mucho poder); yo quería ser algún día como el!!!!

Dentro de este mundo de hombres tuve mi primera oportunidad como gerente de Sucursal en un Banco a mis 25 años, una sucursal pequeña y a los 27 años, después de haber obtenido el mayor puntaje en un examen de habilidades gerenciales, fui gerente de una de las 3 sucursales más importantes de esa Institución; no faltaron los comentarios desacreditando mi ascenso, lo más triste, comentarios de hombres frustrados que nunca habían hecho algo más para lograr ese puesto.

Gracias a toda la experiencia desarrollada, un jefe que creyó siempre en mí, me dio la oportunidad de dirigir a una empresa dedicada al brokeraje financiero, época en la que apenas se daba a conocer esta figura en el mundo hipotecario. Tuve la iniciativa de buscar a mis colegas y proponerles la creación de una Asociación que agrupara a todos los brokers que en ese entonces existían, se protocolizó la Asociación y fui la primera Presidenta, ¿Cómo una mujer va a ser la presidenta? “Ni si quiera tiene experiencia” “Apenas tiene 27 años”, etc, etc. Fueron los comentarios a los que me enfrenté, sin embargo logré posicionar y vender a la Asociación ante todas las Dependencias del Gobierno, Instituciones Financieras, y todas las empresas que pertenecen al Sector, tuve todo el apoyo que necesitaba y tuvimos grandes logros en la Asociación.

Durante toda mi vida laboral y personal han habido subidas y bajadas, unas bajadas a veces muy difíciles de volver a subir pero siempre con el entusiasmo de levantarme y empezar de cero cuantas veces sea necesario. Una de esas bajadas fue la crisis del 2008, había que volver a empezar y regrese al mundo financiero, nuevamente había que demostrarle al mundo de los hombres que las mujeres somos capaces de aspirar a grandes logros.

Hoy dirijo una Asociación con un impacto social muy importante, creamos hogares dignos para las familias Mexicanas, soy madre de una pequeña de 7 años (ella es mi motor, mi impulso y mi inspiración), lucho día a día para combatir todas las deficiencias que tiene mi organismo por la secuela que dejo el paro respiratorio en mi riñón y orgullosamente también soy socia MULIV, organismo en donde además de buscar empoderar a la mujer, promover la inclusión de género, etc; nos hemos dado cuenta que queremos sumar esfuerzos y hacer equipo con los hombres, no pretendemos ser más que ellos simplemente queremos trabajar de la mano con ellos.

Le agradezco tanto a mi madre que me brinda todo su apoyo para que yo pueda continuar con mi vida profesional y poder sacar adelante a mi hija, las 3 somos un maravilloso equipo y las 3 (incluyendo a mi pequeña) nos apoyamos cada una con lo que nos toca hacer; y es aquí donde estoy convencida que lo que nos identifica a las mujeres es nuestra capacidad de solidarizarnos con nosotras mismas para ayudarnos, para apoyarnos, somos empáticas 100% con nosotras mismas, eso es lo que nos hace grandes y líderes!!!!!


Entradas anteriores

La voz BarbaraLa voz BelindaLa voz CristinaLa voz PaulinaLa voz TeresaLa voz Yadira